dilluns, 9 de juny de 2008

La Eutanasia

He llegit per internet aquest escrit, crec que és interesant. Y te missatge per reflexionar.


El gran poeta colombiano y mejor amigo Ruvén Mejía, me hizo llegar un escrito sobre la capacidad que tiene el pueblo para reírse de temas trascendentales que los eruditos le dan un grado de seriedad, que a veces llega hasta la exasperación. El conflictivo tema de la eutanasia, termina siendo hecho polvo por la agudeza y la astucia de nuestras madres, es que para sacar temas de humor, los colombianos somos capaces de reírnos de de la misma muerte, o del concepto clásico de belleza, como lo comprobé cuando venía pensando transcribir el escrito que me había pasado el poeta, entré a un bar y un contertulio bastante pasado de copas aseguraba en medio de una acalorada discusión sobre la belleza de las hembras que: “No existen mujeres feas, lo que hace falta es aguardiente”.

Pero lo que me proponía contarles es el texto que me envío Ruvén…sin más comentarios juzgue usted amigo lector la sabiduría de nuestras madres.

“Anoche mi mamá y yo estábamos sentados en la sala hablando de muchas cosas de la vida…entre otras cosas estábamos hablando de la idea de vivir o morir.

Le dije: Nunca me dejes vivir en estado vegetativo, dependiendo de máquinas y líquidos de una botella.

Si me ves en ese estado, desenchufa los artefactos que me mantienen vivo, prefiero morir.

Entonces mi mamá se levantó con una cara de admiración…

Y me desenchufó el televisor, el DVD, el TV-cable, el Internet, el computador, el IPED, el X-box, el teléfono fijo, me quitó el celular, el Blackberry, el portátil y me botó todas las cervezas…

Casi me muero”

William H Ramírez P

2008