dimarts, 15 de desembre de 2009

Acueducto romano



En los alrededores de Cella se han hallado numerosos restos arqueológicos romanos, como una importante villa pero el más trascendente de todos es un acueducto que parte desde allí para recibir aguas desde Albarracín, pasando por Gea.
Éste es un acueducto poco común, ya que tenemos la idea de acueducto sobre pilares, como el espectacular de Segovia o el de Los Bañales en Aragón. Decimos que es poco común porque la mayor parte de su recorrido es subterráneo en la roca horadada o mediante canales a cielo abierto, y, posiblemente, pequeños sifones para salvar los desniveles.
La explicación de esta imponente construcción hay que buscarla en la existencia de un conjunto de villas de explotación agrícola o de un importante núcleo de carácter urbano en Cella. Las excavaciones realizadas en los bajos del Ayuntamiento demuestran la existencia de un fuerte poblamiento en este lugar en los siglos I y II de nuestra era, fecha coincidente con la de construcción del acueducto.
Por otro lado, podemos estar hablando de uno de los primeros trasvases de aguas entre distintas cuencas en la historia, por cuanto el acueducto captaba agua de la cuenca del actual Guadalaviar-Turia y la trasvasaba a la cuenca del Jiloca-Jalón-Ebro.

Cañada de Monterde


Aquí finalizan los 17 Km. de acueducto, que los ingenieros romanos proyectaron, y pueden visitarse, unas galerías excavadas en las laderas del río Guadalaviar.
El acueducto discurre por la ladera del barranco y entre las localidades de Gea y Cella, se convierte en una galería subterránea.
Una pequeña parte de esta galería puede recorrerse.
También pueden observarse los pozos de extracción de tierras, aireación e iluminación, llamados “putei” que aparecen en tramos de unos 30 metros a lo largo del tramo subterráneo.


Se puede ver también los “encuentros”, lugar donde se encontraban las galerías que se hicieron excavando en direcciones opuestas, y que en estos lugares se corregía el trazado.
También existían unos pequeños muros de contención “specus”, que servían para contener el material de arrastre, evitando que se formaran atascos en el interior del canal, y para derivar el cauce, hacía el exterior.
Este tramo está escavado a unos 30 metros de profundidad, y en algunos tramos llega a 60 metros.
Desde la superficie se adivina el trazado del acueducto por la presencia de pozos “putei” con unas dimensiones de 15X8 metros. Cada 30-45 metros de distancia.
La excavación de las galerías empezaba por la formación de estos pozos hasta la profundidad calculada por los topógrafos.
A partir del pozo se empezaban a excavar las galerías en ambos sentidos para conectarlas con las que se iban haciendo desde otros pozos similares.
Cuando se había excavado unos 20 metros, mediante el nivel de agua “chorobates”, se comprobaba que la pendiente fuera la adecuada. Si no lo era se corregía. Así se pueden detectar algunas correcciones de ángulo de la galería, aunque no se ven correcciones en el nivel del suelo del canal.
Unos hombres excavaban a pico, mientras otros retiraban los escombros por la galería sacándolos por los pozos verticales, mediante poleas.
Los túneles estaban a oscuras por lo que los obreros tenían que iluminarse mediante lámparas de aceite, que producían humos. Esto hacía el trabajo aún más costoso.
Algunos de estos pozos sólo son visibles por fotografías aéreas, que detectan cambios de coloración y grado de humedad de las tierras que las ocultan.

http://es.wikipedia.org/wiki/Acueducto_romano_de_Albarrac%C3%ADn-Cella

http://www.catedu.es/aragonromano/albcella.htm

http://www.youtube.com/watch?v=KyOougmW60s




http://museo.deteruel.es/DPT/museoprovincial/home.nsf/documento/1acueducto

www.fundacionoroiberico.org/inf/otros/.../2-acueducto-romano.pdf

http://traianus.rediris.es/textos/cella.htm

3 comentaris:

M. Roser Algué Vendrells ha dit...

Imma, tota una lliçó d'arqueologia. Aquest aqüeducte és ben curiós però els romans se les sabien totes...només cal veure com les seves construccions aguanten el pas del temps. Veig que ets força viatgera, jo vaig anar a Albarracín ja fa uns quants anys i em va encantar, tant el poble com tota la serra.
Petons viatgers,
M. Roser

Anònim ha dit...

Interesant.
Recorda, en part, al aqüeducte de la "Peña cortada" (Tuéjar)que es troba força a prop.

Imma Cauhé ha dit...

No coneixia l'aquaducte de peña cortada, he cercat la data i realment e coses semblants, a més al buscar-ho he trobat un blog que em sembla interesant i l'he posat dins els que tinc com favorits. Gràcies Anònim doncs per dos motius.
Roser, m'agrada conèixer indrets, i encara que siguin a prop de casa intento saborejar-los.
Gràcies per la teva asiduetat.